microorganismos.es.

microorganismos.es.

Cómo las bacterias influyen en la digestión

Cómo las bacterias influyen en la digestión

Introducción

Las bacterias son microorganismos que se encuentran presentes en abundancia en nuestro cuerpo. Son esenciales para nuestra supervivencia y desempeñan un papel crucial en varias funciones corporales importantes, como el sistema inmunológico y la digestión. En este artículo, vamos a centrarnos específicamente en cómo las bacterias influyen en la digestión.

La microbiota intestinal

El tracto intestinal humano es un hogar ideal para una gran variedad de bacterias y otros microorganismos. La microbiota intestinal es un conjunto de microorganismos que colonizan el tracto intestinal del ser humano, siendo compuesta de aproximadamente 100 billones de bacterias. Estas bacterias se encuentran en una relación simbiótica con el cuerpo humano, es decir, ambas partes se benefician. Los microorganismos de la microbiota intestinal se encuentran en el tracto gastrointestinal superior (esófago, estómago y duodeno), en el intestino delgado y en el colon. Gracias a la microbiota intestinal, el cuerpo es capaz de digerir los alimentos y obtener los nutrientes necesarios para sobrevivir.

Probióticos y prebióticos

Las bacterias presentes en la microbiota intestinal se pueden dividir en dos grupos: los probióticos y los prebióticos. Los probióticos son bacterias beneficiosas que se encuentran en alimentos como el yogur y el kéfir. Estos productos se han vuelto cada vez más populares debido a su capacidad para mejorar el sistema inmunológico y la salud intestinal. Los prebióticos, por otro lado, son fibras no digeribles que proporcionan alimento a las bacterias beneficiosas que se encuentran en la microbiota intestinal. Alimentos como el ajo, las cebollas, los espárragos y los plátanos son ricos en prebióticos.

Función de las bacterias durante la digestión

La microbiota intestinal desempeña una función crucial en la digestión de alimentos. Los alimentos que no son digeridos por el cuerpo son metabolizados por las bacterias del tracto intestinal. Además, estas bacterias producen vitaminas y ácidos grasos de cadena corta, que se utilizan como fuente de energía para el cuerpo humano. Las bacterias también ayudan en la absorción de ciertos nutrientes. Por ejemplo, los lactobacilos presentes en el intestino delgado ayudan a la absorción de calcio.

Enfermedades relacionadas con la microbiota intestinal

Una disbiosis de la microbiota intestinal se refiere a una alteración en el equilibrio de la microbiota intestinal. Esto puede provocar diversas enfermedades y trastornos, como la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa y el síndrome del intestino irritable.

Tratamientos para enfermedades relacionadas con la microbiota intestinal

Los tratamientos para estas enfermedades suelen incluir la utilización de probióticos y prebióticos. La administración de estos productos puede ayudar a restaurar el equilibrio de la microbiota intestinal y reducir los síntomas de estas enfermedades. También se están estudiando otros tratamientos para estas enfermedades, como la terapia fecal. Esta terapia consiste en la administración de heces de un donante saludable en un paciente con una disbiosis de la microbiota intestinal. Aunque suene desagradable, esta terapia está siendo eficaz en el tratamiento de enfermedades como la colitis.

Conclusión

Como hemos visto, las bacterias presentes en la microbiota intestinal desempeñan un papel esencial en la digestión de alimentos y el mantenimiento de una buena salud intestinal. La disbiosis de la microbiota intestinal puede provocar diversas enfermedades y trastornos, pero se están estudiando tratamientos efectivos para estas enfermedades. Es importante cuidar y mantener nuestra microbiota intestinal de manera adecuada para mantener una buena salud.